Ingresar medicamentos en los Estados Unidos es riesgoso

Joachim recoge fresas y otros frutos de los campos de California. Esta actividad lo mantiene agachado la mayor parte del día, y le duele la espalda todo el tiempo. Su médico en los Estados Unidos le recetó un medicamento para el dolor que realmente ayudó. Pero el fármaco es muy costoso, y a Joachim no le sobra el dinero.

Cuando Joachim fue a visitar a sus padres a México, consultó a un médico local. El médico le dio una receta para que consiguiera el fármaco en México a un precio mucho menor. Joachim compró el fármaco en una farmacia local y lo ingresó en los Estados Unidos. El fármaco dio resultado, pero no tan buenos como los que obtuvo con el de los Estados Unidos. Poco tiempo después, no dio ningún resultado, y el dolor de Joachim pasó a ser peor que nunca.   

¿Por qué usted no debe ingresar medicamentos en los EE. UU.? Si compra un fármaco en otro país, no puede estar seguro de su calidad. En los Estados Unidos, se controla la calidad de los fármacos que se fabrican aquí. Si bien puede haber leyes similares en otros países, muchas personas y compañías venden fármacos sin importar su calidad.

  • Puede haber ingredientes en los fármacos que no deberían estar allí.
  • Es posible que las pastillas no tengan la dosis o la concentración correctas.
  • Estos fármacos pueden ser imitaciones.
  • Es posible que los fármacos tengan una droga completamente diferente.    

Hable primero con su médico, farmacéutico u otro proveedor de atención de la salud en los EE. UU. Dígales que no puede pagar el costo de un medicamento recetado. Es posible que lo ayuden a obtener el medicamento que necesita a un precio que usted pueda pagar. Podrían sugerirle, por ejemplo, que:

  • Use un fármaco “genérico”, que es menos costoso que un fármaco “de marca”.
  • Se comunique con el fabricante del fármaco que necesita para conseguir una receta gratis.
  • Encuentre un fármaco menos costoso que tenga el mismo efecto del que está tomando.    

No arriesgue su vida. Tome el fármaco que le receta su médico en la dosis correcta. Cómprelo en los Estados Unidos. Solo así podrá estar seguro de que el fármaco que toma está hecho de acuerdo con los más altos estándares.   

Fuentes

Organización Mundial de la Salud   http://www.who.int/medicines/services/counterfeit/impact/ImpactF_S/en/home.htmll    

Informe del Tribunal de Cuentas del Gobierno (General Accounting Office), Prescription Drugs: Enhanced Efforts and Better Agency Coordination Needed to Address Illegal Importation. Declaración de Richard M. Stana, Director de Asuntos de Seguridad Interior y Justicia. Testimonio ante el Subcomité de Supervisión e Investigaciones del Comité de Energía y Comercio, Cámara de Representantes de los EE. UU., 13 de diciembre de 2005.

http://74.125.95.132/search?q=cache:K8u9dKQ6hTUJ:www.gao.gov/cgi-bin/getrpt%3FGAO-05-372+General+Accounting+Office+report+Prescription+Drugs+December+13,+2005&cd=1&hl=en&ct=clnk&gl=us

 Declaración de John M. Taylor, Comisionado Asociado para Asuntos Reglamentarios de la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration) sobre reimportación de fármacos ante la

Comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado de los Estados Unidos   http://www.hhs.gov/asl/testify/t040520b.html   

Esta información tiene fines educativos únicamente. No constituye asesoramiento médico. Consulte a su médico para obtener consejos acerca de los cambios que puedan afectar su salud.   

Revisado por:

Richard L. Lane MD, Director Médico Gerente, KY

Lynette Cooper RN CMCN, Especialista Legal Sénior