Cómo controlar su presión arterial alta

La presión arterial alta (que también se llama hipertensión) es un problema grave, tratable y prevenible de gran preocupación para los latinos. ¿Por qué? Porque la presión arterial alta afecta a alrededor de 1 de cada 5 hispanos. Y, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), casi un quinto de las personas con presión arterial alta no saben que la tienen. 

Los CDC afirman que, si se deja sin tratar, la presión arterial alta es:

  • Una de las causas más importantes de accidente cerebrovascular, ataque al corazón, problemas en los riñones, problemas en los ojos y muerte.
  • Una de las principales causas de muerte para las personas con diabetes tipo 2.
  • El principal motivo por el cual los afroamericanos tienen una probabilidad ocho veces mayor de desarrollar insuficiencia renal que los caucásicos.
  • Un importante motivo por el cual los afroamericanos mueren a una edad más temprana. 

Cómo se mide la presión arterial

La presión arterial es la fuerza que se ejerce en las arterias cuando late el corazón. El pulso fuerte se llama presión sistólica. Es el número más alto en la lectura de su presión arterial. Cuando el corazón descansa entre latidos, la presión disminuye. Esto se llama presión diastólica. Es el número más bajo en la lectura de su presión arterial. La presión arterial normal es de menos de 120/80. Si su lectura se encuentra entre esos valores y 139/89, significa que tiene prehipertensión. Los valores superiores a 140/90 indican que tiene presión arterial alta. (Fuente: Asociación Americana del Corazón [American Heart Association]).

Cómo prevenir y tratar la presión arterial alta

Tome el control de su salud y esfuércese por mantener su presión arterial en un nivel normal. Primero, solicite asesoramiento a su médico acerca de su caso individual. Además de lo que recomiende su médico, estos pasos simples de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades lo pondrán en camino hacia un futuro más saludable. 

  • Mantenga un peso saludable. La obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes de presión arterial alta en afroamericanos. Baje de peso si necesita hacerlo. Si se encuentra en un peso saludable, trate de no aumentar de peso.
  • Coma menos sal y menos sodio. Limite el total de sodio a una cucharadita de sal al día. Evite la comida rápida y muchos de los alimentos enlatados o preparados, como carnes frías (fiambres), pollo frito, comidas listas congeladas y pizza congelada. Estos tienen alto contenido de sal y sodio. Lea las etiquetas de los alimentos y elija los alimentos que tengan la menor cantidad de sodio o que sean sin sal. Condimente sus alimentos con especias y hierbas, jugo de limón o sustitutos de la sal, en lugar de sal.
  • Reduzca la grasa y el azúcar de su dieta. Ambos pueden aumentar su nivel de colesterol y su peso. Elija carnes magras, pescado, productos lácteos con bajo contenido de grasas, frutas y verduras frescas, como hojas de mostaza y hojas verdes de col berza. Use sustitutos del azúcar. Cocine los alimentos al horno, hornéelos, áselos a la parrilla y áselos al horno en lugar de freírlos.
  • Haga mucho ejercicio. Póngase en movimiento. Corra, camine y ande en bicicleta. Un total de 30 minutos al día es suficiente. Ni siquiera tiene que hacer todo al mismo tiempo. Use las escaleras. Baile. Simplemente mueva el cuerpo cada vez que pueda.
  • Deje de fumar. El hábito de fumar causa o complica muchos problemas médicos, entre los que se incluye la presión arterial alta.
  • Limite su consumo de alcohol. No beba más de dos bebidas de tamaño normal al día, si es hombre, y una, si es mujer.
  • Solicite a su médico que le mida la presión arterial. Pregunte a su médico qué valores mostró la medición y qué significan. Si está embarazada, asegúrese de recibir la atención de un médico, ya que la presión arterial alta puede ser peligrosa para usted y para su bebé.
  • Tome su medicamento. Si su médico le receta un medicamento para la presión arterial, asegúrese de comprender cómo actúa. Acuérdese siempre de tomarlo. Su vida podría depender de ello. Si tiene un problema con el medicamento, informe a su médico de inmediato, para que pueda darle uno que dé mejores resultados para usted. 

El asesino silencioso

Recuerde que la presión arterial alta también se llama asesino silencioso debido a que la mayoría de las personas no saben que la tienen. Medirse la presión arterial es fácil, rápido, no provoca dolor y puede salvarle la vida. 

Haga clic en los enlaces a continuación para obtener más información. 

Fuentes

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades http://www.cdc.gov/bloodpressure/facts.htm  

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades http://www.cdc.gov/dhdsp/library/fs_bloodpressure.htm 

Asociación Americana del Corazón http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=2112 

Esta información tiene fines educativos únicamente. No constituye asesoramiento médico. Consulte a su médico para obtener consejos acerca de los cambios que puedan afectar su salud.   

Revisado por:

Richard L. Lane MD, Director Médico Gerente, KY

Lynette Cooper RN CMCN, Especialista Legal Sénior