No es necesario que deje los alimentos que le encantan si tiene diabetes

Carmen cocina como le enseñaron su madre y su abuela. Le gusta preparar esos platos latinos tradicionales para su esposo y sus hijos. Pero debido a que muchos de los alimentos contienen mucha grasa, sal y azúcar, Carmen tiene sobrepeso. No hace mucho, el médico de Carmen le dijo que tiene diabetes tipo 2. Según su médico, es posible que los hábitos alimentarios de Carmen hayan elevado su nivel de azúcar en la sangre a niveles no saludables.   

Las comidas latinas tradicionales son conocidas por ser muy sazonadas y tener un sabor intenso. Pero muchas también son fritas o están llenas de sal y azúcares. Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA), comer alimentos con alto contenido de grasas y calorías puede implicar un riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Esto es especialmente importante para los latinos, debido a que tienen un mayor riesgo de diabetes tipo 2 que los blancos no latinos.  

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) tienen un programa para comer de manera más saludable que se llama Más que comida, es vida. Ofrece información en español y en inglés para aprender a cocinar si tiene diabetes, sin tener que abandonar las comidas hispanas y latinas tradicionales que siempre ha disfrutado.   

“Es posible saborear comida latina que sea a la vez deliciosa y buena para usted”, comenta el chef Lala, vocero nacional de la iniciativa latina de la Asociación Americana de la Diabetes, Por tu Familia. “Haciendo cambios simples en los ingredientes y los métodos de cocción, las personas pueden conservar los grandes sabores de la cocina latina sin extrañar ninguno de los gustos familiares que conocen desde hace años”.   

La ADA ofrece estos simples consejos para seguir una dieta más saludable:

  • Ponga algo de color en su plato. Aproveche todas las frutas y verduras frescas de estación. Intente comer 5 porciones de frutas y verduras todos los días.
  • Aumente el volumen de su comida con fibra. Incluya más fibra en su plan de comidas eligiendo frutas y verduras frescas y productos de granos integrales, como por ejemplo, arroz integral o tortillas de trigo entero. 
  • No use sal. Use hierbas, ajo y otros condimentos. Pruebe chiles picantes para agregar sabor y sazón. Pruebe el pavo ahumado en lugar del cerdo salado.
  • Guarde el sartén. En lugar de freír, ase los alimentos al horno, hornéelos o áselos a la parrilla. O bien use aerosol vegetal en lugar de mantequilla para freír o saltear.
  • Reduzca las grasas cuando cocine. Retire la piel y la grasa de las carnes antes de cocinarlas. Use leche descremada en lugar de leche entera.

Desde entonces, Carmen ha aprendido que no necesita abandonar las comidas latinas para controlar su enfermedad. Gracias a la información que ayuda a los hispanos a saber más acerca de cómo elegir alimentos saludables, puede incluir muchos platos tradicionales en su dieta y, al mismo tiempo, controlar su diabetes.

Haga clic en algunos de los enlaces que aparecen a continuación para encontrar recetas deliciosas y fáciles de preparar o para obtener más información sobre cómo alimentarse bien.

De los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Artículo: Choosing Healthy Eating Without Giving Up the Foods You Love (Una alimentación saludable sin renunciar a sus comidas favoritas)

Del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung and Blood Institute).

Delicious Heart Healthy Latino Recipes/Platillos latinos sabrosos y saludables (Disponible en español)

 Del Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes (National Diabetes Education Program)

Ricas recetas para personas con diabetes y sus familiares

Del Centro Coordinador Nacional de Información sobre la Diabetes (National Diabetes Information Clearinghouse)

“Lo que usted debe saber sobre la alimentación y la diabetes”

De MedlinePlus

Diabetes y dieta

 De la Asociación Americana de la Diabetes   

Herramienta interactiva “My Food Advisor”    

Esta información tiene fines educativos únicamente. No constituye asesoramiento médico. Consulte a su médico para obtener consejos acerca de los cambios que puedan afectar su salud.

 Revisado por:

Richard L. Lane MD, Director Médico Gerente, KY

Lynette Cooper RN CMCN, Especialista Legal Sénior